TAXI: Comodidad, rapidez.

 

Logotipo de Taxi

En la segunda década del siglo XX, comienzan a circular los primeros vehículos particulares, propiedad de la clase alta. En cuando a los taxis, que correspondían al servicio público, existían contadas licencias en Aranjuez: dos pertenecían a Francisco Ruano, dos a José Navarro López “Perragorda” y otras dos a Emilio Gálvez. Generalmente daban servicio desde la Estación de Ferrocarril hasta la población, con un precio inicial de cuarenta céntimos.

En los años 60, las licencias de taxis ascendían a veintiséis. Generalmente este servicio estuvo desde sus orígenes en la calle Stuart esquina a San Antonio, donde estaba ubicado el desaparecido Círculo de Agricultores, y después en la calle de la Gobernación, frente al Gran Teatro Maestro Guerrero. Los vehículos eran por entonces negros en su mayoría, pero se les comienza a exigir a los taxistas vestir el uniforme utilizaban los taxistas en la capital de España, lo cual constituye una novedad para Aranjuez. La medida es tomada por el Consistorio presidido por el Alcalde Manuel García Moreno. Se implanta un vestuario general compuesto de una especie de chaqueta larga de color azul oscuro con cinturón de tela en la cintura, pantalón del mismo color y gorra.

Con la llegada de la Democracia española, existían en Aranjuez veintidós licencias de taxi previamente establecidas con un precio fijo, por ejemplo, desde la parada de taxis en la calle Gobernador a la ya desaparecida Escuela Onésimo Redondo (hoy Academia de Oficiales de la Guardia Civil) y Estación de Ferrocarril, que costaba 125 pesetas. Y desde dicha parada al Cortijo de San Isidro, Casa de la Monta, o la Casa de la Montaña, 100 pesetas. Una hora de espera al cliente en su destino ascendía a 180 pesetas. Por cada maleta o bulto se cobraba 5 pesetas. Otro aspecto muy importante en estos vehículos al servicio público, es el que se lleva a cabo en los años ochenta con la llegada a la Alcaldía de Eduardo García, se daba una identificación a los taxis. Hasta aquel momento solo llevaban en la puerta el escudo del municipio, a partir de la decisión municipal, se incluía además una banda imantada de color verde, adosada a las dos puertas delanteras del vehículo.

En el año 2002, finalizando la legislatura del gobierno municipal de José María Cepeda, se llevó a cabo la rehabilitación de la fachada de la Casa de Atarfe. Esto implicaba que a la hora de poner los andamios para dicha obra en la calle Gobernación, los taxis eran un obstáculo además de que peligraban personas y vehículos. Por ello, el gobierno municipal decide cambiar el emplazamiento de la parada de taxis a la calle de las Infantas, donde se ubica desde el año 2003. El día 15 de marzo de 2006, fruto de las conversaciones entre el Gobierno Municipal presidido por Jesús Dionisio y la Asociación de Profesionales del Taxi, comienza a funcionar el servicio nocturno y la regulación del cobro del importe de la carrera mediante un taxímetro, lo cual constituyó una novedad para estos profesionales y el usuario.

En la actualidad (2012), se han iniciado los trámites para la inclusión de las 30 licencias de taxi ribereñas en la denominada Área de Prestación Conjunta de la Comunidad de Madrid.

Ello conlleva que los taxistas de Aranjuez puedan moverse con mayor libertad e iniciar carreras en poblaciones que ya pertenecen a dicho área.

Más información en transportes@aranjuez.es o www.aranjuez.es